lunes, 29 de octubre de 2012

HALLOWEEN CHOCOLATE GOO-NACHE CUPCAKES de DC Georgtown





Cada año que pasa me gusta más la fiesta de Halloween. No sé, supongo que debe ser por eso de tener carta blanca para poder pasarse al lado oscuro, aunque sea por una noche...ja,ja,ja. Este año nos lo hemos pasado más que bien reciclando viejos disfraces y personalizándolos más a nuestro estilo...pelucas, maquillaje, cicatrices y todo cuanto la imaginación e internet han querido! =) Y entre tacones y pelucas, hemos creado todo un cementerio de cupcakes...tal cual! La receta vuelve a ser de las hermanas Kallinis, de su libro The Cupcake Diaries, así que espero que os guste tanto como a nosotros y que os animéis a hacerlas para encandilar a las brujitas, vampiros y frankensteins variados que comparezcan por casa este miércoles en busca de truco o trato.

A ver quien se anima y nos envía su obra más terrorífica (cupcakes, disfraces, decoraciones varias...) a info@elsaboraterciopelorojo.es o a través de nuestra página en facebook El Sabor a Terciopelo Rojo.
    
Feliz Halloween!!!!

Para unas 14 unidades:
Cupcakes:
190gr. harina
1/2 cucharadita de levadura
1/4 cucharadita de sal
120gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
275gr. azúcar
2 huevos L a temperatura ambiente
1 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
275ml. de leche entera a temperatura ambiente
80gr. cacao de buena calidad en polvo

Relleno de nube:
400gr. nubes (marshmallows)
60gr. mantequilla a temperatura ambiente
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
Colorante alimentario en gel verde

Cobertura granache:
1/2 vaso de nata
160gr. chips de chocolate

Decoración:
14 galletas Oreo machacadas (retirando previamente la crema)
300gr. buttercream
Fondant blanco
Colorante alimentario en gel verde
Colorante comestible en polvo plateado

Buttercream:
125gr. mantequilla a temperatura ambiente
175gr. azúcar glas
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharada de leche


Pues manos a la obra....

Precalentamos el horno a 180ºC y colocamos las cápsulas de papel en una bandeja para cupcakes.

Tamizamos juntos en un cuenco la harina, la levadura, la sal y reservamos.

Colocamos la mantequilla en un bol y la batimos con la batidora eléctrica (varillas de montar nata, claras de huevo, etc), a velocidad media, hasta que quede cremosa. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se haya integrado por completo. Incorporamos los huevos, de uno en uno a baja velocidad, esperando a que cada uno se haya incorporado bien a la mezcla antes de añadir el siguiente.

Combinamos el extracto de vainilla con la leche y reservamos.

Continuamos trabajando la mezcla a velocidad baja, añadiendo una tercera parte del mix de harina que tenemos reservado y luego, gradualmente, incorporamos un tercio de la leche. Repetimos la combinación hasta acabar con el mix de harina y la leche.

Añadimos el cacao en polvo a velocidad baja, mezclándolo bien.

Ya estamos listos para rellenar 2/3 partes de cada cápsula con la mezcla. Horneamos de 18 a 20 minutos, aunque, como siempre, el tiempo depende del horno. Para esta receta yo he necesitado 25 minutos. Pasado ese tiempo, introducimos un palillo en el interior de la cupcake y si sale limpio, sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar las cupcakes sobre una rejilla.

Una vez frías, las descorazonamos.

 Preparando el marshmallow "goo".....

Fundimos al baño maría las nubes, la mantequilla y el extracto de vainilla.  Para asegurar que nada se queme, utiliza un fuego suave que te permita controlar bien el proceso. Una vez que las nubes o marshmallows se hayan fundido, vamos añadiendo colorante verde hasta conseguir el tono que más nos guste. Esta mezcla se enfría y endurece con facilidad, así que manteniendo la mezcla al baño maría, con el fuego ya apagado para aprovechar el calor residual, iremos rellenando las cupcakes con esta mezcla, utilizando una cuchara.



Aviso a navegantes...esta parte de la receta se puede resultar un pelín pegajosa....yo aviso.... (ja,ja,ja).

Otra opción más sangrienta para el relleno se puede conseguir utilizando mermelada de cereza o frutos rojos, aunque una mermelada de naranja también puede quedar de escándalo con el chocolate.

Seguimos con el ganache de chocolate que va a formar parte de la cobertura de la cupcake...

Fundimos al baño maría los chips de chocolate y la nata. Al igual que con las nubes, utiliza un fuego suave que te permita controlar que nada se queme. Cuando el chocolate se haya fundido con la nata, verás que su textura se habrá vuelto cremosa y muy brillante (glossy, glossy). En este punto retíralo del fuego y deja que repose 3 minutos.


Ahora, cogeremos cada una de las cupcakes, las introduciremos en el ganache hasta cubrir su superficie y las dejaremos reposar durante 5 minutos.

Y empezamos con la decoración!!

Lo primero que tenemos que hacer es espolvorear las cupcakes con las galletas Oreo machacadas (sólo la parte negra) para conseguir la sensación de estar en una zona terrosa. A continuación, modelamos la lápida con fondant, marcando algunas grietas con un cuchillo y para darle un tono "piedra”, meclaremos el colorante plata con un poquito de agua y lo aplicaremos sobre la lápida, remarcando la zona de las grietas para que queden más visibles. Dejaremos secar nuestras "lápidas" unos 20 minutos para que se endurezcan un poco. Otra opción para conseguir un tono gris es mezclar el fondant blanco con un poco de fondant negro.

Lo último que nos queda por hacer es el buttercream, que es muy fácil.

Ponemos todos los ingredientes en un bol y con la batidora eléctrica empezamos a batir a baja velocidad durante un minuto y luego, subimos la velocidad a media-alta durante 4 minutos más, añadiendo el colorante verde a lo último. Antes de poner la batidora en marcha, recuerda colocar un paño tapando el bol para que el azúcar glas no salga volando por toda la cocina... ;-) Pon la cantidad de colorante necesaria para conseguir el tono de verde que te guste más. 

Finalmente, rellenamos una manga pastelera con nuestro buttercream verde y colocamos la boquilla núm. 233 de Wilton para conseguir el efecto de césped. Aplicamos el buttercream alrededor de la lápida y........ listos para devorar!!



 Feliz Halloween a todos!!








domingo, 21 de octubre de 2012

CUPCAKES DE MANZANA Y CARAMELO de DC Georgtown

 


Y por fin llegó a mis manos The Cupcake Diaries!! Descubrí a las hermanas Kallinis a través de su programa de televisión "DC Cupcakes" y su forma de trabajar simplemente me encantó. Siempre utilizan productos frescos para la elaboración de sus cupcakes y los 72 sabores que componen su carta son todo un vicio. Así que, aprovechando que el libro empieza hablando del otoño y justo estamos en la época, la primera receta del blog va a ser la primera del libro, Cupcakes de Manzana y Caramelo.

 Para unas 18 unidades:
Cupcakes:
154gr. de harina
15gr. de levadura (1sobre)
1 cucharadita rasa de canela molida
1/2 cucharadita rasa de sal
240gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
400gr. de azúcar
4 huevos L a temperatura ambiente
1/3 taza o 190ml. de agua caliente
4 manzanas ralladas (tipo Gala)
18 cápsulas de papel grandes

Cobertura:
60gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
460gr. azúcar glas
1/4 cucharadita rasa de extracto de vainilla
175gr. de crema de queso a temperatura ambiente

Caramelo:
400gr. azúcar
1 cucharadita rasa de agua
180gr. mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita rasa de extracto de vainilla
240ml. nata para montar

Empezamos con las cupcakes...

Precalentamos el horno a 180°C y colocamos las cápsulas de papel (grandes en este caso) en la bandeja. Intenta que las cápsulas sean de calidad, ya que si no, la cupcake se despegará del papel y por muy buena que nos haya quedado, si la imagen no acompaña, la presentación final perderá toda la magia. Hoy por hoy, de las que he probado, la marcas Culpitt y House of Marie son las que más me gustan.

Tamizamos juntos la harina, la levadura, la canela y la sal y reservamos.

Colocamos la mantequilla en un bol y batimos con la batidora eléctrica a velocidad media hasta que quede cremosa. Añadimos el azúcar y contianuamos batiendo hasta que la mezcla quede bien incorporada y su color blanquee (de 3 a 5 minutos).

 Añadimos los huevos, de uno en uno, dejando que cada uno se incorpore bien a la mezcla antes de introducir el siguiente.

A partir de ahora, la velocidad utilizada con la batidora deberá ser baja (principalmente para no acabar perdidos de harina! =). Introducimos una tercera parte de la harina mezclada con el resto de ingredientes, dejando que se integre bien en la mezcla. Seguidamente, una tercera parte del agua caliente y así iremos introduciendo una parte seca y otra húmeda a la mezcla hasta acabarlas.

Añadimos la manzana con una espátula y mezclamos para que quede bien repartida.

Rellenamos dos terceras partes de las cápsulas con la mezcla y las hornearemos entre 18 y 20 minutos. Sabremos que las cupcakes están en su punto cuando al introducir un palillo, éste salga limpio.

Sacamos las cupcakes del horno y tras 5 minutos, dejamos que se acaben de enfriar sobre una rejilla a temperatura ambiente.


Vaciamos el centro de las cupcakes con un descorazonador de manzanas. (Puedes aprovechar lo que saques para hacer unas cake-pops cubiertas de chocolate blanco...........mmmmmmmmmm!!!!)

Continuamos con el caramelo......

Ponemos el azúcar y el agua en un cazo. Calentamos a temperatura media y removemos constantemente hasta que el azúcar se disuelva y sin dejar que se queme. Luego, añadimos la mantequilla, el extracto de vainilla y mezclamos  hasta que todo quede bien integrado. Retirar del fuego e introducir, poco a poco la nata, a medida que vamos batiendo suavemente a mano con unas varillas, hasta conseguir que el color del caramelo sea marrón-dorado.

Dejamos reposar y enfriar a temperatura ambiente durante 5 minutos. Veremos que el caramelo va quedando cada vez más espeso. Finalmente, lo dejamos en la nevera unos 20 minutos para que coja la consistencia adecuada para rellenar las cupcakes. 

Y finalizamos con la cobertura....

Colocamos todos los ingredientes en un bol, batimos a velocidad media y acabamos a velocidad alta, manteniéndola durante al menos 2 minutos hasta que quede uniforme y ligera.

Ahora ya toca componer nuestras cupcakes...

1. Rellenamos con el caramelo el hueco que hicimos anteriormente.

2. Introducimos la cobertura en una manga pastelera y acoplamos la boquilla.  Ahora, con una mano mantenemos la manga pastelera cerrada, mientas que con la otra manejaremos la dirección en la que irá la cobertura.

3. Situamos la manga pastelera en el centro de la cupcake, presionando la parte inferior y guiándola con un movimiento circular al rededor de ella hasta haber dado una vuelta completa. Una vez en el punto inicial, presiona con un poco más de fuerza y haz un movimiento hacia arriba rápido y con confianza. Verás que te quedará un pequeño pico de cobertura.

4. Ahora ya sólo queda finalizar la decoración con un poco de caramelo. En esta ocasión, también he utilizado fideos de chocolate y azúcar de color amarillo.

El resultado son unas cupcakes jugosas, esponjosas y buenísimas que seguro os pedirán que repitáis en más de una ocasión!!!!