domingo, 4 de noviembre de 2012

TARTA ARCOIRIS



Y aquí llega la primera tarta del blog!! =) Bonita, verdad? 

Qué sería de la vida sin un poco de color???? Pues si queréis causar sensación, ésta es vuestra tarta. Una de las más impactantes que se pueden hacer para todo tipo de eventos y muy especialmente para celebrar los cumpleaños de los peques de la familia. 

Su tamaño impone por sí solo, ya que la torre se compone de nada más y nada menos que seis planchas de bizcocho y cuando, al cortarla, descubres su interior................uuuuuuaaaaaaaauuuuuuuuu!!!!!!!! La gente literalmente a-lu-ci-na....todo un arcoíris que va desde el lila intenso hasta el rojo más pasional, pasando por el azul, el verde, el amarillo y el naranja.

La receta original podéis encontrarla en la página de Whisk Kid donde incluso se puede ver un vídeo del montaje de la tarta en time lapse (a cámara rápida). 

Preparados........listos......en marcha!!

Empezamos preparando los ingredientes:
Para el bizcocho
226gr. mantequilla
490gr. azúcar
5 claras de huevo a temperatura ambiente
2 cucharaditas de extracto de vainilla
462gr. harina
4 cucharaditas de levadura
1/2 cucharadita de sal
355ml. leche a temperatura ambiente 

Para el relleno
9 claras de huevo
350gr. azúcar
452gr. mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharaditas de extracto de algodón de azúcar

Para la cobertura
5 claras de huevo
200gr. azúcar
226gr. mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita de extracto de algodón de azúcar

Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde de 22cm. Recortamos 6 círculos de papel vegetal del tamaño de la base y los reservamos.

Tamizamos la harina, la levadura, la sal y reservamos.

Utilizando siempre las varillas eléctricas para montar, batimos el azúcar y la mantequilla en el bol que hemos pesado hasta que ésta blanquee. Añadimos las claras de huevo, una a una, y el extracto de vainilla. Ahora, iremos incorporando una parte de harina, y otra de leche, hasta acabarlas. Ya tenemos la mezcla de los bizcochos preparada. =)

Ahora pesamos la mezcla, la dividimos a partes iguales entre 6 boles, uno por color, y añadimos el colorante correspondiente.

Colocamos un círculo de papel vegetal en la base del molde, vertemos la primera  mezcla y horneamos la plancha de bizcocho durante 15 minutos. Tras ello, dejaremos que se enfríe sobre una rejilla.

Repetir la misma acción con el resto de las mezclas.

Y ahora el relleno...

Con los bizcochos enfriándose, empezaremos a preparar el relleno de merengue suizo. El relleno y la cobertura son exactamente lo mismo, así que si os caben todos los ingredientes en un mismo recipiente lo podéis hacer todo de una vez y si no, simplemente hay que repetir el proceso, según las cantidades que os he dejado apuntadas. 

Ponemos las claras de huevo con el azúcar en un cuenco al baño maría (fuego suave) y con unas varillas de mano iremos removiendo sin parar hasta conseguir que el azúcar se disuelva.

Transferimos las claras a otro bol y las montamos con la batidora eléctrica, a velocidad alta, hasta conseguir bajar la mezcla a temperatura ambiente. 

Con las claras ya montadas, iremos introduciendo poco a poco la mantequilla a velocidad media-baja. Es muy importante esperar a que cada trozo de mantequilla se haya mezclado correctamente antes de introducir el siguiente. Subiremos la velocidad y batiremos durante un mínimo de 5 minutos. En este punto, veremos como la crema se irá volviendo cada vez más granulosa y parecerá que está a punto de cortarse, pero no pasa nada, forma parte del proceso. Continua batiendo y verás como ella sola irá recobrando la textura suave del principio. Finalmente, incorporaremos el extracto de algodón de azúcar y rellenaremos una manga pastelera con el merengue. 

Y llega el momento de montar la tarta y decorarla!! 

Colocamos el primer bizcocho (lila) sobre la base con la que presentaremos la tarta y distribuimos encima una capa de merengue suizo. Yo lo he hecho con una manga pastelera haciendo una espiral desde la parte exterior hasta el centro para controlar que la cantidad de merengue sea la misma (más o menos) en cada capa. Repetimos el proceso hasta llegar a la última capa (roja), tal y como se ve en la foto.

Ahora, con el resto de merengue, cubriremos el lateral de la tarta intentando que quede lo más liso posible. Para conseguir un buen resultado utilizad una espátula lisa o dentada, si lo que queréis es un efecto estriado. 

Un truco para manejar mejor el merengue es dejar la tarta un rato en la nevera. Con esto, conseguimos que el merengue se endurezca y así,  poder trabajarlo mejor a la hora de alisarlo. 

Decoración final....

Una tarta blanca y lisa es como el escritor que se pone frente a un folio en blanco y empieza a plasmar una historia. Solo hay que dejar que la imaginación fluya.... Para esta tarta hice una espiral de confeti con una vela de cumpleaños de fondant en la parte superior y cubrí los lados con estrellas de fondant. Os dejo el tutorial de Megasilvita para hacer la vela. Es súper fácil y le da un toque original muy bonito.  

De esta tarta siempre me queda pendiente hacer la foto del corte, pero no hay manera. Así como se van cortando los trozos, desaparecen....y aquí no hay magia!! =), así que os dejo un fiel reflejo de como queda por dentro  a través de la foto de Whisk Kid.

Seguro que esta receta se convierte en un básico de vuestras fiestas, así que, como siempre, esperamos vuestras fotos y comentarios aquí mismo, en nuestra página de Facebook El Sabor a Terciopelo Rojo y en nuestro mail info@elsaboraterciopelorojo.es

                              Nos vemos!





votar

1 comentario: