miércoles, 9 de enero de 2013

UN HOBBIT SE ME HA METIDO EN CASA...

Hacer esta tarta ha sido todo un REGALO! No solo para quien iba dirigida, sino también para mí =). 

Empiezas coloreando el fondant, vas modelando las figuras, eliges los detalles y, de pronto, te das cuenta de que la tarta empieza a cobrar vida!!  Sí, sí, tu propio cuento en 3D con sabor a chocolate y dulce de leche! Empiezo a entender a Fiorella Balzamo cuando dice que sus tartas cuentan historias...así que o ella, o yo, o las dos estamos empezando a perder el norte!! =)))

                                           Pero...quién se puede resistir a esta combinación?????

En esta tarta, el bizcocho esta hecho de chocolate, humedecido con almíbar de caramelo y relleno de dulce de leche. La crema de mantequilla la aromaticé también al caramelo y estaba bueníííííísima!! Me recordó al helado de caramelo que hacen en una pequeña heladería "cento per cento italiana" que solo abre durante los meses de verano justo al lado de la playa....
                             
                                                             Mmmmmmm, pero qué rico!

Para hacer las figuras, me basé en una foto que me enviaron y empecé a modelar.  Ya me habéis pedido que vaya introduciendo fotos del "paso a paso", así que de cara a las siguientes publicaciones que haga, iré intercalando fotos que os puedan ser de ayuda a la hora de hacer vuestras propias tartas, galletas, cupcakes, etc.

La receta original del bizcocho es de  Sweetapolita y estos son los ingredientes que vais a necesitar para un molde de 21cm.


Ingredientes para el bizcocho de chocolate:
300gr. mantequilla a temperatura ambiente (mejor si está cortada en dados pequeños)
300gr. azúcar
270gr. harina
60gr. cacao en polvo
3 cucharaditas de levadura química
6 huevos medianos 

Para hacer el almíbar de caramelo:
150ml. agua
150gr. azúcar
1/2 cucharadita de aroma a caramelo blando

Relleno:
400gr. dulce de leche 
 
Ingredientes para la cobertura:
300g mantequilla a temperatura ambiente
350g azúcar glas
1 cucharadita de aroma de caramelo blando 
colorante verde 
 
1 base de cartón para tartas 


Precalentamos el horno a 170ºC.

Recortamos un círculo de papel vegetal (o de horno) del tamaño de nuestro molde y lo colocamos en la base del mismo para evitar que se nos pegue el bizcocho durante la cocción.
 
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y blanquecina. Incorporamos los huevos de uno en uno, dejando que el primero se integre bien en la masa antes de introducir el siguiente. 

Tamizamos la harina con la levadura y el cacao y lo añadimos a la mezcla anterior. Batimos hasta que todo vuelva a quedar integrado. 

Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 1 hora. Con mi horno hicieron falta unos 10 minutos más, pero ya sabéis que eso depende de la fuerza que tenga el horno de cada uno.

Mientras, prepararemos el almíbar de caramelo. Para ello, hay que llevar casi a punto de ebullición el agua con el azúcar dando vueltas constantemente. Veremos pequeñas burbujitas en el cazo y el objetivo principal es que el azúcar se disuelva en el agua. Una vez lo consigamos, retiraremos el cazo del fuego y esperaremos a que el almíbar se enfríe un poco. Finalmente, añadiremos el aroma de caramelo blando, removeremos y lo reservaremos.

Una vez comprobado que el bizcocho se ha hecho bien, lo sacaremos del horno y lo dejamos enfriar. Cortaremos el copete que nos haya quedado con una lira, (mirad este link), para nivelarlo y lo reservaremos. Luego, haremos un corte transversal para dividir el bizcocho en dos y con un palo, tipo brocheta, pincharemos la superficie de los dos bizcochos. A continuación, iremos dándoles capas de almíbar hasta humedecerlos bien.

Desmigar el copete del bizcocho en un bol.



Para preparar la cobertura de la tarta, batiremos la mantequilla con el azúcar glas, a velocidad media-alta, hasta que la mezcla se integre bien y se aclare. Esto se suele conseguir pasados unos 5 minutos. Introduciremos el colorante verde al gusto y batiremos un minuto más. Es una crema de mantequilla como la que utilizamos habitualmente para las cupcakes, así que ya nos conocemos... =) Añadiremos el aroma a caramelo blando y seguiremos batiendo durante un minuto más. Reservar. 

Ahora empieza lo divertido.....

Cogeremos una de las bases del bizcocho y la colocaremos sobre la base de cartón para pasteles. 

Introduciremos 3 cucharadas de crema de mantequilla en una manga pastelera con una boquilla circular y repasaremos el contorno exterior el bizcocho. Este círculo de crema nos va a hacer de barrera para que cuando coloquemos el dulce de leche en su interior, éste no se nos desborde.  

Rellenaremos el interior de nuestra barrera de crema con la mitad del dulce de leche y colocaremos la segunda capa de bizcocho sobre la primera.  

Ahora toca recuperar el copete que desmigamos anteriormente. Lo mezclaremos bien con el resto de dulce de leche y haremos una pequeña montaña en un lado del bizcocho que nos va a servir de soporte para la fachada de la casa del Hobbit. 

Con el resto de la crema (menos un par de cucharadas), cubriremos el bizcocho, asegurándonos de que se agarre bien. A continuación, con una espátula iremos alisando la superfície y acabaremos colocando las figuras de fondant. Para este paso os irá muy bien disponer de una base giratoria. Yo me compré una en Ikea por 8€ y me va estupendamente. Para darle más realismo, con el par de cucharadas de crema que nos hemos dejado y con ayuda de la boquilla nº233, iremos colocando césped para cubrir la parte trasera de la casa, sobre el tejado, como base para colocar unas margaritas, etc....

Y aquí tenéis el resultado!!

Espero que os guste y que os animéis a hacerla. Ya sabéis que estoy abierta a todas las dudas que os puedan surgir =)

Un abrazo enorme y FELIZ AÑO 2013!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


votar

2 comentarios:

  1. que pasada de tarta! te quedó wapisiiiiisiiiima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Esta tarta fue un encargo que tuvimos para el sobrinito de un amigo y no te imaginas la cara de sorpresa que se le quedó cuando la vió!! Esa es, sin duda, la mejor recompensa =))

      Eliminar